martes, 29 de mayo de 2012

20 razones (+1)

Creo que lo de no comer carne está en mi naturaleza pero, aunque la idea rondaba en mi cabeza desde hace décadas (sí, una ya es mayor), no fui plenamente consciente hasta hace más o menos tres años.Y les aseguro que no hay vuelta atrás. Por muchos motivos creo que es una opción inteligente (yo no soy la inteligente, lo es la opción, ojito).



Es difícil escribir ésto sin que alguien piense que soy radical en cuanto a este tema. Lo soy conmigo misma y estoy muy contenta por eso, pero respeto las decisiones de cualquiera (a ÉL en su cumple le hice milanesas de pollo muy a mi pesar) . Lo que pasa es que muchas veces estamos mal informados y no nos interesa saber más. Es más cómodo así. Me pasaba también a mí antes.



Es curioso como a todo el mundo le viene a la cabeza el estereotipo del vegetariano, revolucionario contra todo, medio hippy, medio roñoso, que vagabundea por la calle cuando no tiene nada mejor que hacer que tocar la flauta acompañado de su perro y que sólo se relaciona con otros de su condición. Digan la verdad ¿a que les vino a la mente esa imagen? Es gracioso.


Bueno, si quieren parar de leer acá, paren. Entren el blog de Bonnie y miren sus fotos preciosas pero esquiven las veinte razones para volverse vegetariano perfectamente explicadas.

Si quieren saber más datos que sólo les pueden aportar una visión más amplia sobre este tema y quizás algún que otro beneficio a nivel de salud... acompáñenme y asómbrense con ellas.



1. Vives más: Estudios demuestran que los vegetarianos viven hasta 6 años más que quienes comen carne.
2. Evitas toxinas: La carne no orgánica contiene antibióticos, hormonas y toxinas producidas por el estrés y los residuos de los pesticidas que se concentran en las cosechas que el animal consume.
3. Consumes menos terreno: 20 vegetarianos viven de la misma extensión de terreno que requiere una sola persona que come carne.
4. Consumes menos agua: Sólo hacen falta 100 litros de agua para producir medio kilo de trigo, mientras que se necesitan 10.000 litros para producir medio kilo de carne.
5. Reduces el riesgo de intoxicación alimenticia: El 80 % de las intoxicaciones alimenticias son causadas por la carne.
6. Reduces el riesgo de enfermedad cardiovascular: Los vegetarianos reducen en un 57 % el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular (1ª causa de muerte en nuestro país y en muchos otros).
7. Proteínas beneficiosas: El ciudadano medio come dos veces más proteínas que las necesarias para una dieta saludable y gran parte de ellas provienen de la carne roja. Al consumir proteínas provenientes de granos y semillas te mantienes mucho más saludable y reduces el riesgo de osteoporosis.
8. Hormonas más saludables: Comer animales a los cuales se les han suministrado hormonas para acelerar su engorde (práctica aceptada en la industria cárnica) supone que tu cuerpo asimile esas hormonas. Esto no sólo provoca el desequilibrio de tus hormonas sino que algunas de las que se suministran a los animales se ha demostrado que provocan el crecimiento de tumores en humanos.
9. Evitas antibióticos: Los antibióticos casi siempre se administran junto con el alimento a los animales criados de forma no orgánica, lo que puede suponer que se resistan a las bacterias en los humanos. Muchos de los antibióticos utilizados para tratar infecciones en humanos también se usan en la alimentación animal. Esto significa que al consumirlos estamos provocando que nuestros organismos se vuelvan menos resistentes a los antibióticos.
10. Equilibras tu peso: Una pérdida de peso saludable es el resultado de una dieta vegetariana consciente. Comer vegetales elimina la mayoría de los alimentos no saludables que tienden a causar problemas de peso. El 33 % de los norteamericanos son obesos, mientras que solo el 2% de los vegetarianos lo son.
11. Previenes la osteoporosis: La salud de tus huesos depende de un equilibrio; ni demasiadas proteínas ni demasiado pocas, un adecuado consumo de calcio, una dieta rica en potasio y baja en sodio. Con una dieta vegetariana estos cuatro puntos se sitúan en el punto óptimo para prevenir la osteoporosis.
12. Desarrollo adecuado: Desde 1950 las adolescentes llegan a la pubertad entre 4 y 7 años antes y la calidad del esperma en varones ha disminuido entre un 25 y 50 % debido a las hormonas presentes en las carnes no orgánicas y productos lácteos.
13. Reduces el riesgo de padecer Alzheimer: Quienes consumen carne tienen el doble de posibilidades de sufrir Alzheimer que los vegetarianos.
14. Apoyas a los ecosistemas saludables: Los nitratos y pesticidas utilizados en los cultivos sembrados para la alimentación animal acaban en nuestros ríos y afectan de forma notable a pequeños entornos y ecosistemas.
15. Reduces el calentamiento global: Los 1.300 millones de cabezas de ganado en el mundo emiten 60 millones de toneladas de metano al año (el metano es un gas invernadero que contribuye al calentamiento global).
16. Ayudas a disminuir el maltrato animal: Los animales involucrados en la industria de la cría masiva están expuestos a las condiciones más crueles, insalubres y terroríficas. Si puedes soportar ver documentales al respecto te harás una idea de cuáles son las prácticas habituales hoy en día en la industria ganadera. 

17. Reduces el riesgo de padecer cancer: Los vegetarianos tienen un 40 % menos de cáncer que el resto de la población. Se piensa que ésto es debido a que ingieren mayor cantidad de vitaminas A, C y E.
18. Eliminas el colesterol malo: El hecho de eliminar cualquier alimento de procedencia animal hará que elimines todo el colesterol “malo” de tu dieta (las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte actualmente).
19. Salvas los bosques tropicales: Si se continúa arrasando bosques para la cría de ganado al ritmo actual, en 50 años no quedará ninguno.
20. Aumentas tu energía: Si sigues una dieta vegetariana saludable, notarás un aumento de tu energía.

Y si creías que VEINTE no eran razones suficientes, yo te añado una que seguro te va a convencer:


NOTA: En el texto original en inglés se utiliza el término "végano" pero decidí cambiarlo por "vegetariano" en mi traducción porque creo que es más cercano para los de habla hispana ya que los anglosajones están mucho más conscienciados en este sentido que los latinos. 

OTRA NOTA: Esto no es un manifiesto en busca de adeptos... sólo les cuento que es una buena opción. Nada más.

9 comentarios:

  1. Yo soy celiaca y tengo que llevar una dieta estricta, por eso me cuesta entender a quienes lo hacen por propia voluntad (bastante restricción y complicado lo tengo ya!). Pero también lo respeto y admiro, porque sé que muchas veces no es fácil.
    Aún así y con toda la info soy bastante carnivora, de las que respeta toda la pirámide alimentaria día a día, carne, embutidos, huevos....todo incluído; de todas formas, ya sabes, nunca digas nunca, así que toda la info no está de más.
    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia!
      mi hermana también es celíaca y sé muy bien cuáles son las restricciones. Imagináte cuando vamos las dos juntas a un restaurante! todo un tema...
      Gracias por leerme y por tu apoyo!

      Eliminar
  2. Muy buena información a leer para una carnivora como yo :-) Quizás algún día sea vegetariana, lo dudo, como muchísima verdura y fruta pero no creo que pueda comer solo ello, no obstante respeto mucho y de hecho trabajo cada día más para que en los eventos que organizo haya siempre de todo para cualquier persona pero pensando principalmente en los vegetarianos. Gracias por la info Mariana! Mua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maïder! Gracias por tu apoyo!

      Eliminar
  3. Uy, casi prefiero no leer todos los motivos, porque yo a poco que me den razones, me hago vegetariana y no quiero! jeje. El caso es que yo soy de pescado a tope, no me parece ni de lejos comparable cómo me inunda el sabor des pescado y la de variedades que me da en comparación con la carne.. pero por puro gusto, no tengo motivos de otra íondole; lo que sí es verdd, es que cuando como carne, la como a lo grande: en plan el entrecotte de buey que me he zampado hoy, que no se lo saltaba un galgo! No sé... me costaría mucho renunciar a mi ración de carne digamos q mensual... pero sé q llevas razón. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! me encanta tu buenísima disposición (a pesar de tu entrecotte... jajaja).
      Gracias, gracias!

      Eliminar
  4. Pues me ha parecido muy interesante esta lista porque llevo mucho tiempo coqueteando con el vegetarianismo. Me gusta mucho la verdura y, en cambio, como muy poca carne. Por ahora no tengo intención de eliminarla completamente, pero intento reducir su consumo todo lo posible y, aunque de vez en cuando me zampe un Big Mac, intento compensarlo con quinoa, arroz, ensaladas y demás maravillas de la tierra. Quizás un día la carne desaparezca de mi dieta sin que me dé cuenta :-)

    ResponderEliminar
  5. hi mariana! i just wanted to say thank you so much for posting about going vegan, it means so much! xox

    ResponderEliminar

Blogging tips